VENTA FUERA DE ESTABLECIMIENTO COMERCIAL

Dejar comentario

desistimientoLas ventas fuera del establecimiento comercial son una modalidad comercial a la que recurren un número importante de personas consumidoras.

Esta modalidad de venta se realiza mediante varios circuitos, que van desde la compra por internet, teletienda o venta a distancia, catálogo, venta domiciliaria y una modalidad que denominamos viajes turísticos con fines comerciales, en la que mediante la organización de un viaje con fines supuestamente turísticos, a lo largo del mismo se realiza una demostración comercial de un determinado producto, con una clara finalidad de venta.

Este tipo de ventas está regulado, y mediante dicha regulación las personas consumidoras tienen en sus manos la potestad de poder desistir del producto una vez recibido en su domicilio, mediante lo que se conoce derecho al desistimiento.

¿COMO SE EJERCE EL DERECHO DE DESISTIMIENTO?

La persona consumidora puede ejercer su derecho de desistimiento en el plazo de 14 días naturales, sin que sea necesario alegar causa alguna y sin penalización. No obstante, si el documento de desistimiento se ha entregado a la persona consumidora después de que haya recibido el producto o de la celebración del contrato, el plazo de 14 días contará a partir de la recepción de dicho documento.

¿CUALES SON LAS CONSECUENCIAS DE DESISTIR DEL CONTRATO?

Ejercido el derecho de desistimiento, con carácter general, se extinguen las obligaciones de las partes en relación al contrato.

La empresa rembolsará a la persona consumidora los pagos que haya realizado (incluidos, en su caso, los costes de entrega) sin demoras indebidas y, en cualquier caso, antes de que hayan transcurrido 14 días naturales desde la fecha en que haya sido informada de la decisión de desistimiento.

Si la empresa retrasa de forma injustificada la devolución, la persona consumidora puede reclamarle el doble del importe adeudado, sin perjuicio de su derecho a ser indemnizada por los daños y perjuicios sufridos en los que excedan de dicha cantidad.

¿DEBE LA PERSONA CONSUMIDORA CORRER CON LOS GASTOS DE ENVIO DEL PRODUCTO?

Sólo deberá pagar los gastos generados por el envío a domicilio del producto cuando la persona compradora haya sido informada de ello previamente, y así conste en el contrato.

Las ventas fuera del establecimiento comercial son una modalidad comercial a la que recurren un número importante de personas consumidoras.

Esta modalidad de venta se realiza mediante varios circuitos, que van desde la compra por internet, teletienda o venta a distancia, catálogo, venta domiciliaria y una modalidad que denominamos viajes turísticos con fines comerciales, en la que mediante la organización de un viaje con fines supuestamente turísticos, a lo largo del mismo se realiza una demostración comercial de un determinado producto, con una clara finalidad de venta.

Este tipo de ventas está regulado, y mediante dicha regulación las personas consumidoras tienen en sus manos la potestad de poder desistir del producto una vez recibido en su domicilio, mediante lo que se conoce derecho al desistimiento.

¿COMO SE EJERCE EL DERECHO DE DESISTIMIENTO?

La persona consumidora puede ejercer su derecho de desistimiento en el plazo de 14 días naturales, sin que sea necesario alegar causa alguna y sin penalización. No obstante, si el documento de desistimiento se ha entregado a la persona consumidora después de que haya recibido el producto o de la celebración del contrato, el plazo de 14 días contará a partir de la recepción de dicho documento.

¿CUALES SON LAS CONSECUENCIAS DE DESISTIR DEL CONTRATO?

Ejercido el derecho de desistimiento, con carácter general, se extinguen las obligaciones de las partes en relación al contrato.

La empresa rembolsará a la persona consumidora los pagos que haya realizado (incluidos, en su caso, los costes de entrega) sin demoras indebidas y, en cualquier caso, antes de que hayan transcurrido 14 días naturales desde la fecha en que haya sido informada de la decisión de desistimiento.

Si la empresa retrasa de forma injustificada la devolución, la persona consumidora puede reclamarle el doble del importe adeudado, sin perjuicio de su derecho a ser indemnizada por los daños y perjuicios sufridos en los que excedan de dicha cantidad.

¿DEBE LA PERSONA CONSUMIDORA CORRER CON LOS GASTOS DE ENVIO DEL PRODUCTO?

Sólo deberá pagar los gastos generados por el envío a domicilio del producto cuando la persona compradora haya sido informada de ello previamente, y así conste en el contrato.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *