TENDENCIAS DE ALIMENTACION: PRODUCTOS ECOLOGICOS

Dejar comentario

 

huerta-89780_960_720El consumo de alimentos de producción ecológica en Euskadi, está experimentando un fuerte incremento, habiéndose pasado en los últimos cinco años de experimentar un consumo prácticamente residual, a presentar una fuerte demanda que ha motivado el aumento de superficies y explotaciones dedicadas a la producción ecológica.

No es un fenómeno aislado de Euskadi, sino que en toda Europa se viene observando la transformación de la demanda hacia alimentos producidos y elaborados por técnicas de cultivo ecológico.

 Los criterios que mueven a las personas consumidoras a decantarse por este tipo de alimentos frente a los convencionales son los siguientes:

  • Son alimentos más saludables.

Los productos ecológicos son más saludables ya que están libres de residuos tóxicos persistentes procedentes de pesticidas, antibióticos, fertilizantes sintéticos, aditivos y conservantes, muchos de ellos utilizados en la agricultura convencional para eliminar insectos o plagas y combatir enfermedades, y que a medio o largo plazo pueden dañar nuestro organismo. Al no contener substancias artificiales, los alimentos procedentes de la agricultura ecológica son asimilados correctamente por el organismo sin alterar las funciones metabólicas

  • Son alimentos con mayor concentración de nutrientes

Debido a que al cultivar los alimentos en suelos equilibrados por fertilizantes naturales, los productos son más nutritivos ya que contienen unos niveles más altos de vitaminas –especialmente la C, minerales esenciales: calcio, magnesio, hierro, cromo…, antioxidantes que ayudan a prevenir determinadas enfermedades.

  • No contienen aditivos sintéticos

Los alimentos ecológicos no contienen aditivos de síntesis que pueden provocar problemas en la salud.

Cabe destacar que los productos biológicos, cultivados sin el uso de agroquímicos, respetando los ritmos naturales y sin aditivos, son equilibrados y muy ricos en nutrientes.

  • Están exentos de pesticidas

Centenares de pesticidas químicos son utilizados habitualmente en la agricultura convencional lo que provoca que restos de residuos de pesticidas aparezcan en los alimentos procedentes de esta agricultura que ingerimos diariamente.

Diferentes estudios toxicológicos realizados demuestran la relación existente entre los pesticidas y ciertas patologías como, las alergias, el asma y otras.

El uso de pesticidas también es perjudicial para la salud del trabajador agrícola, un problema serio especialmente en países en desarrollo, donde el uso de pesticidas está poco regulado.

A su vez, la utilización de estas sustancias daña el medio ambiente y conlleva un coste adicional a la sociedad, ya que ésta debe eliminar los residuos que los pesticidas dejan en la naturaleza.

  • No contienen antibióticos

En la actualidad existe una preocupación sobre el creciente uso de antibióticos en la ganadería tradicional y los posibles efectos sobre la salud humana.

Los estándares de control del reglamento europeo prohíben el uso de antibióticos en la ganadería ecológica, hecho que beneficia la salud de los consumidores.

El tratamiento veterinario que se dispensa al ganado, salvo excepciones muy tipificadas, es en muchas ocasiones homeopático; esto significa que los animales se cuidan de forma preventiva, evitando la administración de antibióticos, tranquilizantes u hormonas.

  • Criterios de sostenibilidad medioambiental

Respetar el medio ambiente es una de las máximas de los productos ecológicos; cuando consumimos alimentos de cultivo ecológico colaboramos en la conservación del medio ambiente y evitamos la contaminación de la tierra, el agua y el aire.

La agricultura ecológica es la más respetuosa con la fauna, la que genera una contaminación más baja de aerosoles, produce menos dióxido de carbono, previene el efecto invernadero, no genera residuos contaminantes y ayuda al ahorro energético y de los gobiernos, ya que en el cultivo y en la elaboración de los productos se aprovecha el máximo de recursos renovables.

Cabe destacar que la disminución de la diversidad biológica es uno de los principales problemas ambientales de la actualidad; la agricultura orgánica preserva las semillas para el futuro, impidiendo, de este modo, la desaparición de algunas variedades de gran valor nutritivo y cultural.

La agricultura ecológica; fertiliza la tierra y frena la desertificación; favorece la retención del agua y no contamina los acuíferos; fomenta la biodiversidad; mantiene los hábitats de los animales silvestres, permitiendo y favoreciendo la vida de numerosas especies; respeta los ciclos naturales de los cultivos, evitando la degradación y contaminación de los ecosistemas; favorece la biodiversidad y el equilibrio ecológico a través de diferentes prácticas: rotaciones, asociaciones, abonos verdes, setos, ganadería extensiva, etc.; potencia la fertilidad natural de los suelos y la capacidad productiva del sistema agrario; recicla los nutrientes incorporándolos de nuevo al suelo como compost o abonos orgánicos, y utiliza de forma óptima los recursos naturales.

En resumen, respeta el equilibrio de la naturaleza contribuyendo a la preservación del ecosistema y al desarrollo rural sostenible.

Producción ecológica: objetivos


Obtener una amplia variedad de alimentos y productos agrarios de alta calidad
 nutritiva, organoléptica, medioambiental y social.

Respetar el medio agrario y los ciclos naturales, preservando la salud del suelo, el agua, los cultivos, los animales y el equilibrio entre ellos. Todo ello, buscando un nivel de productividad óptimo.

Aumentar la diversidad biológica del agro-sistema en su conjunto.

Hacer un uso responsable de la energía y de los recursos naturales.

Garantizar el bienestar animal y respetar el comportamiento        propio de cada especie.

Manipular los productos agrarios haciendo hincapié en el uso de métodos de elaboración cuidadosos, a efectos de mantener la integridad orgánica y las cualidades vitales del producto en todas las etapas.

Conservar y mejorar la riqueza de nuestro patrimonio agrario y paisajístico.

Alcanzar un desarrollo rural sostenible.

 

El etiquetado ecológico como garantía de calidad

Etiquetado de los alimentos ecológicos

 

logoCert2

                   Logo de la producción ecológica de Euskadi                   

eur Logo de la producción ecológica europea

 

La producción agroalimentaria ecológica está regulada por una normativa europea común que establece las exigencias de producción y elaboración de los alimentos, así como los requisitos para la inspección, certificación y etiquetado.

En la etiqueta de estos alimentos ha de aparecer el nombre y el código de la entidad que certifica la autenticidad del producto. Los alimentos certificados en Euskadi llevan el código (ES-ECO-026-VAS) y el sello del Consejo de Agricultura y Alimentación Ecológica de Euskadi (ENEEK). A partir de julio de 2010, el LOGO ECOLÓGICO de la UE, bautizado como la “eurohoja”, será obligatorio para todos los alimentos ecológicos preenvasados en la Unión Europea. También se puede utilizar el logotipo europeo de forma voluntaria en alimentos ecológicos no preenvasados producidos en la UE.

La correcta utilización de los logotipos permite difundir e implantar de forma razonable la imagen de los productos ECO. Para la utilización de estos logotipos es necesario estar inscrito en el Consejo de Agricultura y Alimentación Ecológica de Euskadi (ENEEK) y sólo serán usados para productos alimenticios.

 

Visión desde las explotaciones y elaboradoras

Las personas responsables de las explotaciones dedicadas a producción ecológica, consideran que esta modalidad les reporta una serie de dificultades, tales como:

Carga de trabajo mayor, dado que estos cultivos requieren una mayor dedicación, dado que al no utilizar plaguicidas, herbicidas y productos sintéticos de agricultura convencional, el tiempo requerido para sus cultivos es significativamente mayor, al requerir cuidados especiales.

El proceso productivo aparte de ser más laborioso, presenta también el problema de adaptación de suelos, dado que existe un periodo de conversión de 36 meses hasta que se pueda certificar como alimentos obtenidos por producción ecológica.

Pero la demanda prioritaria que las productoras y elaboradoras presentan es la deficitaria red de distribución existente para la puesta de sus productos al alcance de las personas consumidoras, solicitando a las administraciones la creación de canales de distribución permanentes que puedan hacer llegar sus productos a un mayor número de personas consumidora y crear así un mercado estable para la comercialización de sus productos. En la actualidad, tanto las personas productoras como las consumidoras, se han organizado existiendo diversos modos de distribución, tales como:

Venta en la explotación

Venta en ferias y mercados

Venta a domicilio

Venta a grupos de consumo

Venta a comercios y asociaciones de consumo

Venta on line

 

Normativa reguladora

 

La agricultura ecológica se encuentra regulada legalmente en España desde 1989, en que se aprobó el Reglamento de la Denominación Genérica “Agricultura Ecológica”, que fue de aplicación hasta la entrada en vigor del Reglamento (CEE) 2092/91 sobre la producción agrícola ecológica y su indicación en los productos agrarios y alimenticios.

Actualmente, desde el 1 de enero de 2009, fecha en que entró en vigor, la producción ecológica se encuentra regulada por el Reglamento (CE) 834/2007 del Consejo, de 28 de junio de 2007, sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos y por el que se deroga el Reglamento (CEE) 2092/91, y el Reglamento (CE) 889/2008 de la Comisión, de 5 de septiembre de 2008 en el que se establecen disposiciones de aplicación del Reglamento (CE) 834/2007 del Consejo.

El citado Reglamento establece un nuevo marco jurídico para los productos ecológicos. Fija los objetivos y principios aplicables a ese tipo de producción y especifica las normas relativas a la producción, almacenamiento, transformación, transporte, venta y suministro a la persona consumidora final, etiquetado, control e intercambios con terceros países.

Los objetivos son la agricultura sostenible y la calidad de la producción, que debe responder a las necesidades de las personas consumidoras. Los principios generales se refieren, entre otras cosas, a métodos de producción específicos, la utilización de recursos naturales y la estricta limitación del uso de medios de síntesis.

·         Normas de Producción

·         Etiquetado

·         Controles

·         Proceso de Conversión a Producción Ecológica

·         Intercambios comerciales con terceros países

·         Base de datos de Semillas Ecológicas

·         Insumos Ecológicos

·         Documentos de interés

Normas de producción

Según las normas generales de producción ecológica, los organismos modificados genéticamente (OMG) están prohibidos en todas sus formas. Las normas que regulan el etiquetado de los alimentos permiten a las entidades operadoras asegurarse de que respetan esa prohibición. Está prohibido, además, el tratamiento por radiaciones ionizantes.

Las personas productoras que quieran hacer coexistir ambos tipos de producción agraria (ecológica y no ecológica) deben mantener una separación entre animales y entre terrenos.

La producción vegetal ecológica debe cumplir ciertas normas sobre:

  • los tratamientos del suelo, que deben respetar la vida y la fertilidad natural del suelo;
  • la prevención de daños, que debe basarse en métodos naturales pero para lo cual se permite utilizar un número limitado de productos fitofarmacéuticos autorizados por la Comisión;
  • las semillas y los materiales de reproducción vegetativa, que han de producirse ecológicamente;
  • los productos de limpieza, que deben haber sido autorizados por la Comisión.

Los productos vegetales silvestres que se recolectan en algunas zonas se clasifican también como productos ecológicos en la medida en que cumplan una serie de condiciones respecto a su recolección y su zona de procedencia. Las algas marinas pueden considerarse productos ecológicos si su zona de producción y su recolección cumplen una serie de condiciones.

Las explotaciones que empiecen a dedicarse a la producción ecológica deben superar un período de conversión. Las normas previstas en el Reglamento regulan también este período.

La levadura ecológica debe producirse a partir de sustratos ecológicos y otros ingredientes autorizados.

La Comisión puede prever excepciones a las disposiciones relativas a los objetivos, normas de producción y etiquetado. Dichas excepciones serán temporales y se limitarán a casos concretos.

Etiquetado

Desde el 1 de julio de 2010, es obligatoria la utilización del nuevo logotipo ecológico de la UE en los productos alimenticios producidos mediante agricultura ecológica. Además, deberán contener una referencia al organismo de control que certifica ese producto, así como la indicación del lugar de procedencia de las materias primas que componen el producto.

eurEl etiquetado de un producto ecológico debe estar fácilmente visible en el envase.

El logo de agricultura ecológica de la UE ofrece a las personas consumidoras plenas garantías de que el origen y la calidad de los alimentos y bebidas cumple los requisitos establecidos en el Reglamento de agricultura ecológica de la UE.

El nuevo logotipo ecológico es el segundo símbolo de certificación de productos ecológicos en la UE. El primero fue lanzado a finales de la década de 1990 y se aplicó de forma voluntaria. Este queda en desuso desde el 1 de julio de 2010, aunque todavía puede aparecer en algunos productos según pasen a través de la cadena de suministro.

Controles

El cumplimiento de las disposiciones del presente Reglamento se controla mediante un sistema basado en el Reglamento (CE) nº 882/2004 y en medidas precautorias y de control establecidas por la Comisión. Este sistema garantiza la trazabilidad de los alimentos de acuerdo con el Reglamento (CE) nº 178/2002.

Para determinar la naturaleza y frecuencia de los controles se realiza una evaluación del riesgo de infracciones. Estos controles los dirigen autoridades designadas por los Estados miembros. En determinadas condiciones, estas autoridades pueden delegar tareas de control en organismos acreditados, pero siguen siendo responsables de la supervisión de los controles realizados y de la delegación. Los Estados miembros deben comunicar con periodicidad a la Comisión la lista de autoridades y organismos de control (Organismos de Control)

Las autoridades deben controlar, además, las actividades de cada entidad operadora implicado en la comercialización de un producto ecológico antes de su comercialización. Tras este control, las operadoras reciben un justificante que certifica que cumple el Reglamento. Si se observan irregularidades, la autoridad vela por que el etiquetado de los productos considerados no contenga ninguna referencia al modo de producción ecológico.

Proceso de Conversión a Producción Ecológica

La normativa sobre Producción Ecológica (Reglamento CE 889/2008) define el proceso de conversión como “transición de la agricultura no ecológica a la agricultura ecológica durante un período de tiempo determinado en el que se aplicarán las disposiciones relativas a la producción ecológica.” En esta definición de conversión se pueden distinguir dos conceptos, el de conversión agronómica o biológica y el de conversión legal o reglamentaria. La conversión agronómica hace referencia al tiempo que el sistema agrario/ganadero necesita para que se restablezca la fertilidad de la tierra y el equilibrio de fauna y flora. Este periodo es muy variable y depende de la situación de partida.
Por otra parte, la conversión legal se refiere al tiempo de transición mínimo que se indica en la normativa vigente. Generalmente este periodo es más corto que el agronómico, aunque existen
excepciones.

El papel de las inspecciones que realizan las certificadoras, es comprobar la recuperación del suelo y la progresiva desaparición de los residuos de fitosanitarios y fertilizantes no permitidos en producción ecológica, y poder garantizar a las personas consumidoras, al final del proceso de conversión, un nivel de residuos insignificante en la tierra o cultivos.

Para iniciar el proceso de conversión a producción ecológica se deberá consultar al organismo de control autorizado de la correspondiente Comunidad Autónoma.

 

Intercambios comerciales con terceros países

Los productos procedentes de terceros países pueden comercializarse también en el mercado comunitario como productos ecológicos si cumplen el Reglamento y si han sido objeto de control. Este control puede realizarlo un organismo reconocido por la Comunidad Europea o un organismo de control acreditado.

 

Base de datos de semillas ecológicas

Un principio fundamental en la agricultura ecológica es el uso de semillas producidas de forma ecológica mediante procesos agrícolas. Los estados miembros mantienen una base de datos en línea con el fin de facilitar la adquisición de estas semillas. Se pueden incluir en esta lista semillas y patatas de siembra de origen ecológico disponibles para su adquisición. Consulta la Base de Datos de Semillas de Producción Ecológica en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. 

Insumos Ecológicos

En agricultura ecológica, los fertilizantes, los acondicionadores del suelo (abonos) y los productos fitosanitarios (insecticidas) deben utilizarse únicamente si son compatibles con los objetivos y principios de la producción ecológica.

Según la normativa vigente, en casos excepcionales, se pueden permitir los recursos sintéticos químicos en el caso de que no sea posible la utilización de otras alternativas más apropiadas. Estos recursos son aprobados e incluidos en las listas positivas en el Anexo del Reglamento de la Comisión tras haber superado una exhaustiva investigación por parte de la Comisión y de los Estados Miembros.

La laguna existente en lo relativo a las posibilidades del uso de los productos comerciales y la adecuación a la reglamentación que rige la producción ecológica, R(CE) 834/2007 y R(CE) 889/2008, fue el origen de la puesta en marcha de la certificación de insumos INTERECO para la agricultura ecológica.

Documentos de interés

Reglamento (CE) 834/2007 del Consejo, de 28 de junio de 2007

Reglamento (CE) 889/2008 de la Comisión, de 5 de septiembre de 2008

Reglamento de ejecución (UE) 392/2013 de la Comisión de 29 de abril de 2013

ANEXO I de R(CE) 889/2008:  Fertilizantes y acondicionadores del suelo  , Corrección 2014

ANEXO II de R(CE) 889/2008:  Plaguicidas y productos fitosanitarios Corrección 2014

ANEXO VIII de R(CE) 889/2008:  Productos y sustancias destinados a la producción de los alimentos ecológicos transformados , Corrección 2014

Entidades de certificación de Euskadi

 DECRETO 93/2011, de 10 de mayo, por el que se crea y regula el Registro de Entidades de Control y de Certificación de Productos Agrarios y Alimentarios de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Con la finalidad de garantizar el cumplimiento de las normas de producción, elaboración, importación o comercialización fijadas en la reglamentación comunitaria se crea el Consejo de Agricultura y Alimentación Ecológica de Euskadi.

eneek

 

Además de garantizar el cumplimiento de dichas normas y de acuerdo con el carácter de órgano de consulta y colaboración con la Administración General de la Comunidad Autónoma de Euskadi, el Consejo de Agricultura y Alimentación Ecológica de Euskadi lleva a cabo las siguientes funciones:

Controla y certifica la producción agraria y alimentaria ecológica.

Ejercer la potestad sancionadora en los términos previstos en la Ley 10/2006.

Elaborar y proponer al departamento de la Administración General de la Comunidad Autónoma de Euskadi competente en materia agraria, para su publicación en el Boletín Oficial del País Vasco, el cuadro de normas técnicas de la producción agraria ecológica, así como el reglamento de régimen interno, que regulará, entre otros, el personal propio y el patrimonio.

Difundir el conocimiento y aplicación de los sistemas de producción ecológica y de los productos que de ella se obtienen.

Formular al departamento de la Administración General de la Comunidad Autónoma de Euskadi competente en materia agraria propuestas y orientaciones en materia de producción ecológica.

Notificar al departamento de la Administración General de la Comunidad Autónoma de Euskadi competente en materia agraria las variaciones que se produzcan en la producción, elaboración, almacenamiento, comercialización e importación de los productos.

Comunicar al departamento de la Administración General de la Comunidad Autónoma de Euskadi competente en materia agraria las personas que hayan de desempeñar la presidencia y la vicepresidencia para su nombramiento.

Seleccionar, contratar, suspender o renovar al personal que sea necesario para el cumplimiento de sus fines.

Fijar anualmente el importe de las cuotas que se apliquen a los operadores y operadoras que se integren en el consejo.

Promover el consumo y la difusión de los productos agrarios y alimentarios ecológicos.

Gestionar el Registro de operadores y operadoras.

Gestionar los ingresos y los gastos que figuran en el presupuesto.

VALORACION FINAL

A la vista de los datos obtenidos en las diferentes entrevistas mantenidas con productores, certificadores y grupos de personas consumidoras de productos biológicos, podemos determinar que:

Los productos de alimentación biológica  se están posicionado con fuerza d entre las demandas de las personas consumidoras, al entender por parte de estas que se trata de productos que les ofrecen una mayor calidad y seguridad, que su producción se realiza mediante técnicas respetuosas con el medo ambiente y la sostenibilidad.

Por otra parte, manifiestan que en su contra está el presentar un precio superior a los obtenidos mediante técnicas de cultivo intensivo convencional y junto a esto la dificultad de encontrar canales de distribución agiles que facilite las compras.

Por parte de las personas representantes de las explotaciones, productoras y elaboradoras que ha optado por producir en BIO, manifiestan la dificultad añadida que supone en cuanto a trabajo y riesgos, y al igual que las personas consumidoras, la dificultad de poner en el mercado sus productos mediante canales estables.

Se valora positivamente el papel de las entidades de certificación, en este caso de ENNEK, por la rigurosidad del trabajo realizado y por la seguridad que ofrecen los productos certificados.

 

 

 

 

 

 

 

 

               

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *