Últimas noticias

USO DE LA TRAJETA DE CREDITO EN VACACIONES

american-express-89024_960_720Precauciones con el uso de la tarjeta de crédito en vacaciones

Las vacaciones son la época por excelencia para el uso frecuente de las tarjetas de crédito, no solo por comodidad o flexibilidad, sino también por economía si viajamos a una zona fuera del ámbito euro, obtendremos un precio de conversión de divisas más favorable. Esta situación tiene como contrapartida, el riesgo de sufrir una pérdida o robo por lo que es conveniente guardar una serie de precauciones para un uso eficiente de la tarjeta, tales como:

  • No llevar más de dos tarjetas: Tener una tarjeta de reserva por pérdida o deterioro no es mala idea, pero hay que tener la precaución de llevarlas separadas. En caso de pérdida o robo duplicamos el desastre. Las cajas fuertes de los hoteles es un buen lugar para custodiar una de ellas
  • Llevar tarjetas con límites razonables: Muchas entidades financieras nos permiten ir recargando saldo desde nuestra aplicación de Banca por Internet o hacerlo con una simple llamada al banco. Menos límite, menos riesgo.
  • No perder nunca de vista la tarjeta a la hora de pagar: Uno de los fraudes más comunes es el de escanear nuestra tarjeta. Por ello no debemos perder el control de nuestro plástico y que no lo perdamos de vista para evitar el uso de escáneres de mano.
  • Tener activado un sistema de alerta: Recibir un SMS es más que útil. Así aunque tengamos el máximo cuidado con nuestra tarjeta es finalmente es robada o copiada, un mensaje a tiempo nos ayuda a bloquear la tarjeta lo antes posible.
  • El mejor uso, en compras: Sacar dinero en un cajero en el extranjero es la operación más cara tipificada en las tarifas de cualquier banco, especialmente si se hace fuera de los países de la Zona Euro. Por el contrario, al comprar nos cargarán el importe según el tipo de cambio del momento sumando una comisión por cambio de divisa; a pesar de ello, es mucho más barato que si canjeamos moneda en un establecimiento de cambio de divisa.
  • Llevar siempre a mano el teléfono de atención de nuestra tarjeta de crédito: Para poder notificar cualquier incidencia.

ETIQUETADO GAFAS DE SOL

gafas de sol

Cuando compres tus gafas de sol debes comprobar el etiquetado antes de a fin de verificar que cumplen unas condiciones mínimas de calidad y seguridad. Las gafas de protección solar, cuentan con una normativa nacional (Real Decreto 1407/1992, modificado por R.D 159/95) que incorpora la Directiva Comunitaria 89/686/ CEE.
En el etiquetado de las gafas de sol, que cumplen los requisitos de calidad y seguridad debe figurar:

El marcado “CE” sobre el propio artículo, y si no fuera posible por razón de dimensiones, en el folleto informativo del fabricante. Esto acredita que el producto cumple las exigencias esenciales de seguridad.

Información sobre el número de categoría de filtro de color que se dividen en cinco categorías (0-4) de menor a mayor protección El grado de protección de la radiación UV (UVA y UVB) que es independiente del color de la lente. Algunas lentes incoloras filtran el 100% de la radiación UV, mientras que otras muy oscuras no llevan filtros y dada la oscuridad del cristal pueden provocar que la pupila se dilate y reciba mayor radiación que si no llevara gafas.

La referencia a la normativa de calidad que cumple el producto. Folleto informativo de las gafas de sol, redactado en castellano, en el que debe constar el nombre y dirección del fabricante y/o su mandatario en la Unión Europea, así como las instrucciones de uso, almacenamiento, limpieza, mantenimiento y advertencia sobre la protección del producto frente a radiaciones UV y sobre su uso para la conducción.

La Norma Europea sobre gafas de sol (UNE) establece una clasificación de los filtros solares en cinco categorías, determinando para cada una de ellas la absorción que deben proporcionar estos filtros frente a la luz visible y la radiación ultravioleta (UVA y UVB).

  • Categoría 0: Filtros con una transmisión entre el 80 % y el 100 %, es decir, dejan pasar a su través al menos un 80% de la luz visible. Se emplean como protección en ambientes exteriores con poca luz y también pueden ser utilizados en interiores por personas que padezcan fotofobia.
  • Categoría 1: Filtros cuya transmisión se encuentra entre el 43 % y el 80 %. Pueden ser lentes fotocromáticas o ligeramente coloreadas. Estos filtros resultan aconsejables para utilizarlos en ciudad.
  • Categoría 2: Filtros con transmisiones entre el 18 % y el 43 %. Su utilización está recomendada para la práctica de deportes tales como: bicicleta, correr, etc…
  • Categoría 3: Filtros con transmisiones de la luz visible entre el 8 % y el 18 %. Es aconsejable su utilización durante el verano en zonas muy soleadas, así como en la playa y la montaña
  • Categoría 4: Son filtros que poseen una transmisión entre el 3 % y el 8 %. Estas lentes son las adecuadas para zonas de alta montaña, la práctica del esquí y deportes acuáticos. Debido a la baja transmisión que presentan estas lentes, su uso está desaconsejado en la conducción de automóviles.