Últimas noticias

 

SEGUROS DE HOGAR: PRECAUCIONES A TENER EN CUENTA

segurosEn el momento de contratar un seguro hay que tener en cuenta los riesgos básicos que cubre, que tipo de coberturas nos van a proteger y que prima debemos pagar por la póliza.

Pero tan importante como esto es conocer con detalle las exclusiones del contrato general, es decir aquellas partes que la póliza no cubre. Estas exclusiones deben aparecer de forma destacada en el condicionado general de la póliza.

Es fundamental a la hora de contratar valorar la vivienda, tanto el continente, como los bienes (contenido) por su valor de nuevo es decir el valor que tendrían si se acabara de comprar. Algunas compañías limitan su indemnización al valor real, que sería el valor de nuevo menos la depreciación. Asegúrese que su póliza contempla que la Compañía le indemnizará por valor de nuevo.

Si asegura su vivienda y bienes por menos dinero del que la Compañía pagaría en caso de perdida total, cuando ocurra un siniestro se reducirá la indemnización en proporción a la cantidad que hubiera pagado de menos.

En cuanto al contenido el recomendable que según vaya adquiriendo bienes nuevos lo comunique a la Compañía y aumente el valor de la póliza, aunque esto suponga el pago de una prima mayor. (más…)

USO DE LA TRAJETA DE CREDITO EN VACACIONES

american-express-89024_960_720Precauciones con el uso de la tarjeta de crédito en vacaciones

Las vacaciones son la época por excelencia para el uso frecuente de las tarjetas de crédito, no solo por comodidad o flexibilidad, sino también por economía si viajamos a una zona fuera del ámbito euro, obtendremos un precio de conversión de divisas más favorable. Esta situación tiene como contrapartida, el riesgo de sufrir una pérdida o robo por lo que es conveniente guardar una serie de precauciones para un uso eficiente de la tarjeta, tales como:

  • No llevar más de dos tarjetas: Tener una tarjeta de reserva por pérdida o deterioro no es mala idea, pero hay que tener la precaución de llevarlas separadas. En caso de pérdida o robo duplicamos el desastre. Las cajas fuertes de los hoteles es un buen lugar para custodiar una de ellas
  • Llevar tarjetas con límites razonables: Muchas entidades financieras nos permiten ir recargando saldo desde nuestra aplicación de Banca por Internet o hacerlo con una simple llamada al banco. Menos límite, menos riesgo.
  • No perder nunca de vista la tarjeta a la hora de pagar: Uno de los fraudes más comunes es el de escanear nuestra tarjeta. Por ello no debemos perder el control de nuestro plástico y que no lo perdamos de vista para evitar el uso de escáneres de mano.
  • Tener activado un sistema de alerta: Recibir un SMS es más que útil. Así aunque tengamos el máximo cuidado con nuestra tarjeta es finalmente es robada o copiada, un mensaje a tiempo nos ayuda a bloquear la tarjeta lo antes posible.
  • El mejor uso, en compras: Sacar dinero en un cajero en el extranjero es la operación más cara tipificada en las tarifas de cualquier banco, especialmente si se hace fuera de los países de la Zona Euro. Por el contrario, al comprar nos cargarán el importe según el tipo de cambio del momento sumando una comisión por cambio de divisa; a pesar de ello, es mucho más barato que si canjeamos moneda en un establecimiento de cambio de divisa.
  • Llevar siempre a mano el teléfono de atención de nuestra tarjeta de crédito: Para poder notificar cualquier incidencia.